Experiencias

Fiorella

Lo que más me produjo placer, fue la primera vez que pude correr con mi perra guía en la playa. Todas las veces que puedo correr con ella, es lo más lindo para mí.

Olman

Uno de los temores que nos pasa casi a todos, es pensar cual va ser la reacción de la gente cuando nos vean con nuestros perros guías. A mí en lo personal, escuchaba tantas maravillas que hacían los perros guías, que yo me preguntaba ¿Será cierto? O ¿Será mentira?, ¡Yo no creo que el perro pueda hacer tantas cosas! Y después de que llegué a tener el perro, encuentro las mismas maravillas.

Manuel

Recuerdo que cuando era pequeño, tenía mucho remanente visual y corría bastante, jugaba bola, participaba en las competencias en la escuela y después de que perdí la vista, vino lo del bastón. Tiene uno que mentalizarse, hay que caminar despacio, en fin, muchos temores que ya todos conocemos.
Una vez llegado el perro a nuestras manos, es distinto. Un día de estos fui hacerle un mandado a mi mamá y me dijo, ¡Pero diay!, ¿Tan rápido fue? Y entonces yo volví a sentir en parte como si hubiera vuelto a ver, pero es el perro quien me da esa oportunidad y esa confianza, aun siendo en zona rural.

Rogelio

Yo trabajo en un supermercado acomodando productos; y me corresponde sacarlos de la bodega hacia los pasillos o góndolas. Normalmente lo hacía tomado del coche que otro compañero iba guiando, pero cuando fui por primera vez con el perro, experimenté que tomándome del perro y tomando el coche de adelante, podía hacer mi trabajo de manera independiente, sin tener que ocupar de un compañero que me llevara el producto de la bodega a las góndolas. Entonces es para mí uno de los mejores logros con el perro guía.

Gabriela

Para nosotros todo lo que signifique independencia, es un logro. Entonces todos los días que el perro nos demuestra que somos independientes, eso es un logro. Lo que significa que todos los días tenemos un logro con ellos.

¿Quién puede tener un perro guía?

No todas las personas ciegas pueden ser propietarias de un perro guía.

Las escuelas solicitan, entre otros requisitos, que cumplan con lo siguiente:

  • Ser mayor de edad,
  • Tener recursos suficiente para brindarle alimento,
    cuidados médicos y recreación,
  • Ser amante de los perros,
  • Contar en su hogar con el espacio y la aceptación de su familia.

Actualmente ni Costa Rica ni Centroamérica cuentan con la posibilidad para entrenar perros guía.

La mayor parte de los perros lazarillos son donados por la escuela Leader Dogs for the Blind en Michigan Estados Unidos. Sin embargo, esta escuela decidió abandonar el programa de donaciones por el momento.

Por este motivo, ACOPPEG se encuentra en la búsqueda de otras escuelas a nivel mundial que sean capaces de facilitar perros guías a futuros usuarios costarricenses que cumplan con estos y otros requisitos deseables.

Legislación Importante

Entre las leyes más importantes para los usuarios de perro guía, se encuentran la ley 7600 o Ley de Igualdad de Oportunidades para las Personas con Discapacidad y la ley 2171, o Ley del Patronato Nacional de Ciegos.

La ley 2171, artículo 25 establece acerca de los perros guía:

Artículo 25:

Los perros lazarillos, cuando acompañen a un ciego, tendrán libre acceso a toda clase de transportes y sitios públicos.

La ley 7600, también establece específicamente sobre los perros guía lo siguiente:

Artículo 45 bis.- Libertad de acceso

Las personas con discapacidad que utilicen perros guías o animales de asistencia, así como productos para apoyar la movilidad, tendrán libre acceso a todos los medios de transporte público, así como a toda edificación pública o privada, sin que esto les genere gastos adicionales.

Igualmente, entre las definiciones importantes de la ley 7600, en el artículo dos se encuentran:

Discapacidad: condición que resulta de la interacción entre las personas con deficiencias físicas, mentales, intelectuales o sensoriales a largo plazo y las barreras debidas a la actitud y el entorno, que evitan su participación plena y efectiva en la sociedad, en igualdad de condiciones con las demás.

Accesibilidad: son las medidas adoptadas, por las instituciones públicas y privadas, para asegurar que las personas con discapacidad tengan acceso, en igualdad de condiciones con los demás, al entorno físico, el transporte, la información y las comunicaciones, incluidos los sistemas y las tecnologías de la información y las comunicaciones y a otros servicios e instalaciones abiertos al público o de uso público. Estas medidas incluyen también la identificación y eliminación de dichas barreras.

Y el artículo 24 que habla acerca de la discriminación:

ARTICULO 24. – Actos de discriminación

Se considerarán actos de discriminación el emplear en la selección de personal mecanismos que no estén adaptados a las condiciones de los aspirantes, el exigir requisitos adicionales a los establecidos para cualquier solicitante y el no emplear, por razón de su discapacidad, a un trabajador idóneo. También se considerará acto discriminatorio que, en razón de la discapacidad, a una persona se le niegue el acceso y la utilización de los recursos productivos.

A los que hace referencia el artículo 4 inciso c:

c) Eliminar las acciones y disposiciones que, directa o indirectamente, promueven la discriminación o impiden a las personas con discapacidad tener acceso a los programas y servicios.

Si desea conocer más a fondo acerca de estas leyes, puede ingresar al siguiente enlace:
PANACI Leyes y Reglamentos

Gracias a Sofía Blanco por su colaboración en la información anterior.

Conozca al Perro Guía

¿Qué es un perro guía?

Se trata de un perro entrenado especialmente para guiar a personas con discapacidad visual, evadiendo obstáculos y ayudándolo a moverse de forma segura. También se conoce como perro lazarillo.

¿Cómo reconozco a un perro guía?

Muy sencillo: llevan un arnés especial y a veces una señal de NO TOCAR. Esto es porque el perro lazarillo debe de estar concentrado en su labor en todo momento. El acariciarlo o llamarlo, puede distraerlo o causar confusión. Por eso, al ver a un perro guía, es mejor evitar tocarlo, o bien, pedirle permiso a su amo primero.

¿Cómo es que trabaja un perro guía con su dueño?

La persona ciega y su perro trabajan en equipo: el usuario es quien conoce hacia donde se dirige, sabe las direcciones y da instrucciones al perro para ubicarse en el entorno; la responsabilidad del perro es la seguridad de su dueño, por lo que está muy atento a evitar los huecos, postes, árboles, u otro tipo de obstáculos que suelen haber en las aceras.

Es importante no generar ningún otro ruido que los pueda confundir, ya sea la bocina del carro o gritar desde la ventana.

¿Dónde pueden ingresar estos perros?

Los perros guía y sus dueños tienen acceso a todo tipo de transporte o espacio público. El acceso está respaldado por legislación nacional e internacional, incluyendo la ley 7600.

Estos perros están perfectamente adiestrados para estar en taxis, buses, restaurantes, centros de salud, teatros, almacenes, escuelas, hoteles, edificios de apartamentos y oficinas, totalmente concentrados para asistir a sus amos en el momento que lo requieren.