Experiencias

Fiorella

Lo que más me produjo placer, fue la primera vez que pude correr con mi perra guía en la playa. Todas las veces que puedo correr con ella, es lo más lindo para mí.

Olman

Uno de los temores que nos pasa casi a todos, es pensar cual va ser la reacción de la gente cuando nos vean con nuestros perros guías. A mí en lo personal, escuchaba tantas maravillas que hacían los perros guías, que yo me preguntaba ¿Será cierto? O ¿Será mentira?, ¡Yo no creo que el perro pueda hacer tantas cosas! Y después de que llegué a tener el perro, encuentro las mismas maravillas.

Manuel

Recuerdo que cuando era pequeño, tenía mucho remanente visual y corría bastante, jugaba bola, participaba en las competencias en la escuela y después de que perdí la vista, vino lo del bastón. Tiene uno que mentalizarse, hay que caminar despacio, en fin, muchos temores que ya todos conocemos.
Una vez llegado el perro a nuestras manos, es distinto. Un día de estos fui hacerle un mandado a mi mamá y me dijo, ¡Pero diay!, ¿Tan rápido fue? Y entonces yo volví a sentir en parte como si hubiera vuelto a ver, pero es el perro quien me da esa oportunidad y esa confianza, aun siendo en zona rural.

Rogelio

Yo trabajo en un supermercado acomodando productos; y me corresponde sacarlos de la bodega hacia los pasillos o góndolas. Normalmente lo hacía tomado del coche que otro compañero iba guiando, pero cuando fui por primera vez con el perro, experimenté que tomándome del perro y tomando el coche de adelante, podía hacer mi trabajo de manera independiente, sin tener que ocupar de un compañero que me llevara el producto de la bodega a las góndolas. Entonces es para mí uno de los mejores logros con el perro guía.

Gabriela

Para nosotros todo lo que signifique independencia, es un logro. Entonces todos los días que el perro nos demuestra que somos independientes, eso es un logro. Lo que significa que todos los días tenemos un logro con ellos.

¿Quién puede tener un perro guía?

No todas las personas ciegas pueden ser propietarias de un perro guía.

Las escuelas solicitan, entre otros requisitos, que cumplan con lo siguiente:

  • Ser mayor de edad,
  • Tener recursos suficiente para brindarle alimento,
    cuidados médicos y recreación,
  • Ser amante de los perros,
  • Contar en su hogar con el espacio y la aceptación de su familia.

Actualmente ni Costa Rica ni Centroamérica cuentan con la posibilidad para entrenar perros guía.

La mayor parte de los perros lazarillos son donados por la escuela Leader Dogs for the Blind en Michigan Estados Unidos. Sin embargo, esta escuela decidió abandonar el programa de donaciones por el momento.

Por este motivo, ACOPPEG se encuentra en la búsqueda de otras escuelas a nivel mundial que sean capaces de facilitar perros guías a futuros usuarios costarricenses que cumplan con estos y otros requisitos deseables.