¿Los perros guía pueden jugar?

No todo es trabajo y nada de juego para un Perro Guía. Cuando no tiene el arnés, él tiene tiempo para jugar y desestresarse.

Pero los perros guía no son mascotas. Para su seguridad y disciplina, a ellos solo se les permite jugar con juguetes específicos y en momentos en que su dueño lo considere apropiado.

Por ejemplo, en una zona de recreación como funa quinta, la playa o un sitio campestre, es probable que el dueño de un perro guía lo deje libre para que juegue. También si está en su propia casa, es posible que el perro ni siquiera lleve el arnés puesto, para permitir que se relaje.

Sin embargo, en la oficina, en una acera o dentro de un edificio, no sería sitio para que un perro esté jugando. De todas maneras, esta decisión siempre queda a discresión del dueño.

Por favor, no ofrezca juguetes sin primero pedir el permiso de sus usuarios. Tampoco intente jugar con el perro sin el consentimiento del dueño.